Es muy probable que en estas fechas navideñas te acerques a una panadería y pastelería en Linares a cumplir con la tradición del roscón de Reyes. Pero ¿sabes de dónde viene la tradición de consumirlo con la llegada de los Reyes Magos? En este post despejamos algunas dudas y curiosidades sobre este bollo tan carismático.

El roscón de Reyes, también conocido como rosca de reyes en Latinoamérica, es un bollo que se elabora con masa dulce y que suele estar acompañado de rodajas de fruta escarchada. El clásico no suele llevar ningún complemento, pero es muy común verlos rellenos de nata montada o crema.

Hoy en día, también están de moda los que llevan moca, trufa o chocolate. Suelen venir acompañados en su interior de una “sorpresa”, algunas veces en forma de figurita de cerámica o plástico o de la temida haba, cuya tradición dice que el que la encuentra en su porción deberá pagar el roscón. Se puede comprar en una panadería y pastelería en Linares y se consume durante todas las navidades, aunque su día es el 6 de enero, día de Reyes.

Se dice que esta tradición se remonta a la época de los romanos, pese a que no está totalmente demostrado. En su obra El Carnaval, el escritor Julio Caro Baroja recoge testimonios sobre el roscón que datan del siglo XII. En otros países también se consume, pero obviamente con nombres distintos e incluso con ingredientes diferentes. En Francia se llama Couronne des Rois, se elabora con masa de hojaldre y está relleno de crema de almendras molidas, azúcar, mantequilla y yemas de huevo.

Como ves, son muchas las formas en las que ha evolucionado este bollo navideño, pero estamos seguros de que no hallarás uno tan bueno como el de Panadería Camelia. Preparamos el mejor roscón de Reyes de Jaén en nuestro obrador artesanal. ¡Ven y reserva ya el tuyo!